5 Manualidades para hacer con tus hijos en casa.

Manualidades para hacer con tus hijos Te proponemos 5 manualidades para hacer con tus hijos en casa durante la ola de frío que se aproxima a toda España o hacerlos cualquier día del año, pues siempre es un buen momento para pasar rato con nuestros hijos.

No es necesario que cada fin de semana debamos salir a donde sea a realizar actividades de todo tipo, también es bueno descansar de vez en cuando, tanto para los niños como para los mayores y aprovechar para pasar tiempo juntos compartiendo actividades.

5 Manualidades para hacer con tus hijos en casa.

1. Un divertido y práctico portalápices.

Lo primero que te proponemos es realizar un fácil y práctico recipiente para poner los bolígrafos, lápices, pinturas y demás. Algunas veces hemos usado para ello latas de conservas o algún bote de refresco. Pues la idea es usar estos mismos recipientes pero con unos pocos retoques.

Solo necesitarás la lata que vayáis a decorar, unos palos de helado, cintas para decorar o washi tape, decoraciones de fieltro, goma eva, cola blanca y una pistola de cola termofusible (opcional).Portalapiceros casero

Cuando tengas la lata limpia y seca ves pegando los palos uno a uno. Esto lo puedes hacer con una pistola de cola termofusible, o con cola blanca si los niños que os están ayudando son muy pequeños. En este caso debes dejar secar la cola un tiempo.

Para hacerlo más divertido puedes utilizar palitos de helado de colores. Por último, lo adornamos a nuestra elección, con washi tape u otro tipo de cintas, o pegando alguna decoración que nos agrade ¡Ya está! ¡Ves qué fácil!

2. Cuadros de flores naturales.

Una manualidad muy entretenida para los peques puede ser hacer un cuadro con flores naturales. Este lo puedes usar tanto para adorno como para hacer un regalo muy original a alguien especial.

Es muy sencillo de hacer y no son necesarios muchos materiales. Solo necesitarás una cartulina del color que más te guste, flores naturales, papel transparente para envolver alimentos, tijeras, una regla, un lápiz y un poco de pegamento.

Empecemos por trazar sobre la cartulina dos rectángulos iguales, uno dentro del otro, del tamaño deseado. El rectángulo del interior debe ser dos o tres centímetros más pequeño que el exterior. Esto será el marco del cuadro. Necesitas hacer esta operación dos veces, una para el frontal y otra para la trasera. Una vez dibujados los recortas con las tijeras.Marco de flores naturales

Después añade pegamento por toda la superficie de uno de los cuadrados resultante. Luego, antes de que el pegamento se seque, pon una capa de papel transparente para que se quede pegado y recorta el papel sobrante. Esto hará de cristal.

Ahora pon la flor encima del papel transparente que acabas de pegar a uno de los marcos. Añade otra vez pegamento sobre los lados del papel transparente y el cuadrado. Pega ahora una capa más de papel transparente sobre la flor, el papel transparente anterior y el cuadrado que pusimos antes. Por último, pon pegamento a los lados para  juntar un cuadrado con el otro. Cuando todo esté seco, tendrás listo tu cuadro.

3. Reloj solar casero.

Esta manualidad, además de ser divertida es didáctica. Una vez terminado el reloj puedes usarlo para enseñar a los pequeños la relación que tienen los relojes y el tiempo con el movimiento del sol y la tierra. También aprenderán a leer la hora.

Para hacer este reloj solar necesitarás un plato desechable de cartón o plástico, un poco de pintura del color que más te guste, un lápiz, un palo o algo parecido, pegamento, tijeras, un pincel y el reloj impreso o uno hecho a mano.Reloj solar casero

Pinta los bordes del plato con el pincel y el color que hayas elegido. Luego, bájate una plantilla de reloj de las muchas que hay en la red. También lo puedes dibujar a mano. Una vez descargada, o pintada, la recortas con las tijeras. Ahora pon un poco de pegamento por la cara del plato que hemos pintado pero sólo en la parte que no hemos coloreado. Pega el reloj encima.

Por último, haz un agujero en el centro del papel y del plato con las tijeras. Pon un poco de pegamento en este agujero y mete el lápiz, o palo, en el hueco y sujétalo hasta que el pegamento seque. Ya tienes tu reloj solar.

4. Portalápices de animales (erizo).

Aquí te diremos cómo hacer un portalápices del animal que más le guste a tu pequeñ@. En este caso las instrucciones son para realizar un erizo. Puedes seguir los mismos pasos, menos en el moldeado, para hacer cualquier otro animal. Normalmente las manualidades con plastilina suelen entretener mucho a l@s peques.

Para realizar el portalápices erizo sólo será necesaria plastilina de los colores que más te gusten, un moldeador para plastilina, un lápiz y un poco de barniz o derivados (opcional).

Coge el tamaño de la cantidad de plastilina que quieras que tenga el animal y la amasas hasta que se haga bien maleable. Después dale la forma de una gota grande. Luego la apoyas sobre la mesa y levanta un poquito la punta más fina de la gota, lo que será el hocico del erizo.Portalapiceros con forma de erizo

Después divide el hocico del resto del morro haciendo una pequeña marca con un moldeador para plastilina. Del mismo modo separa el morro del resto del cuerpo. Con el culo del lápiz haz agujeros en el cuerpo del erizo y lo mueves, para agrandar el hueco un pelín. De este modo después los lápices saldrán sin problemas. Haz tantos agujeros como lápices quieras poner luego.

Para conseguir la trompa y la cara pon una capa fina de plastilina encima de la otra, dándole forma de corazón en la parte superior. Después con el moldeador de plastilina haz los ojos. En el caso concreto del erizo, los lápices que pongas después actuarán como púas del erizo.

Para que el erizo se conserve mucho tiempo puedes darle una capa de barniz, un poco de esmalte para las uñas, echarle un poco de laca o un producto similar. Pero cuidado, si utilizas algún tipo de barniz la plastilina no te servirá después para otros usos.

5. Puzles caseros.

Por último, te diremos cómo hacer un puzle casero. No se necesitan demasiados materiales y es muy fácil de hacer. Solo necesitarás una foto o poster, un cartón del mismo tamaño, pegamento, un lápiz y un cúter.

El número, el tamaño y la complejidad de las piezas del puzle dependerán de la edad del niño que vaya a jugar con el después. También es importante que la temática del puzle atraiga al niño, así les apetecerá más jugar con el.

Los temas pueden ser, por ejemplo, una foto familiar, de su mascota, algo relacionado con su película favorita o algo que le llame la atención. El número adecuado de piezas va de 4 a 12 piezas para niñ@s de 2 a 3 años hasta 500 piezas en adelante para niñ@s de 12 años o más.Distintos tipos de puzles caseros

Primero elige la foto. Si el niño es mayor se puede usar hasta un poster de gran tamaño. Una vez escogida la foto la puedes hacer más grande o pequeña con tu ordenador, o si quieres un mejor acabado lleva la foto a una tienda especializada para que le den un acabado más brillante.

Ahora consigue un cartón del tamaño de la foto. Después pega la foto encima del cartón. Usa un pegamento adecuado para fotografías o uno de barra. Dibuja las formas de las piezas del puzle por la parte posterior del cartón. Puedes utilizar la imaginación o copiar las piezas de un puzle comercial. Por último, recorta las piezas y ya estaría listo tu puzle. Después mezcla las piezas y a jugar.

Esperamos que lleves a cabo algunas de estas manualidades para hacer con tus hijos en estos días de frío y, si es posible, nos mostréis el resultado de alguna de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*