Alergias. Diagnósticos, tratamientos y prevención.

niño con alergia al gatoEn esta época concreta del año, conocer como prevenir las alergias es algo que te evitará muchos problemas, a ti y a los tuyos. Las alergias son respuestas exageradas de las defensas de nuestro organismo al entrar en contacto con algunas sustancias, llamadas alérgenos. Las alergias suelen aparecer sobre todo en primavera. Esto se debe a que uno de los grupos de alérgenos más frecuentes son los pólenes (células reproductoras de las plantas que proliferan durante esta época).

Otras fuentes de alergias son los hongos ambientales, los ácaros de polvo y los epitelios de algunos animales, como los perros, gatos, caballos y roedores. Además, también pueden producir alergias algunos alimentos o fármacos y la picadura de algunos insectos, como abejas o avispas.

¿Por qué se producen las alergias?

Se calcula que aproximadamente 1/5 de la población mundial sufre algún tipo de alergia. Y, por lo visto, esta cifra va creciendo. Los expertos creen que en las próximas dos décadas podrán sufrir algún tipo de alergia 1/2 europeos, y 1/3 españoles. Las principales causas de las alergias son:

  • El polen: las gramíneas, el olivo, las cupresáceas, las arizónicas, el plátano de sombra y la parietaria son las plantas que causan más alergias en España, especialmente durante la primavera.
  • Los hongos ambientales: Éstos sueltan unas partículas microscópicas (esporas) que, al ser respiradas, pueden causar síntomas alérgicos relacionados con el asma, la rinitis y la conjuntivitis.
  • Ácaros de polvo o domésticos: Son insectos microscópicos que se desarrollan en lugares húmedos y tibios.
  • Epitelios de animales: Los que producen más reacciones alérgicas son los de los perros, gatos, caballos y roedores.
  • Algunos alimentos: Los más comunes son la leche, el huevo, el marisco, el trigo, la nuez, el cacahuete, el chocolate y la soja.
  • Fámacos: es una respuesta inmunitaria en el cuerpo que se produce tras la ingesta o aplicación de un determinado compuesto

Se cree que dicho aumento podría deberse a que en los países industrializados los niños tienen menos contacto directo con múltiples microorganismos (virus y bacterias). Esta protección podría hacer que su sistema inmune no se estimule lo suficiente y crezcan más vulnerables ante los agentes externos.

También se piensa que las alergias se pueden heredar. Esto quiere decir que si los papás de un niño son alérgicos probablemente éste desarrolle algún tipo de alergia, aunque no tiene por qué ser la misma que sufren sus padres.

Síntomas alérgicos

Las reacciones alérgicas pueden ser muy graves o leves, aunque todas ellas son muy molestas. Normalmente no son peligrosas, pero pueden terminar en cuadros más complejos, como el asma. Se estima que el 80% de los asmáticos sufren, en menor o mayor grado, una base alérgica. En estos casos, el asma aparece también por la acción de los alérgenos. Los pólenes son el principal grupo que las desencadena. Casi todas las alergias consisten en lagrimeos, picor de ojos y algunos estornudos.Niña con mocos por la alergia

Pero las reacciones alérgicas también pueden poner en peligro la vida de una persona. A estos extremos se llegarían si se sufre una dificultad respiratoria, un mal funcionamiento del corazón y/o un acusado descenso de la presión arterial. Esta reacción (anafilaxia), puede afectar a las personas sensibles en diversas situaciones. Por ejemplo, recién comidos ciertos alimentos, después de tomar algunos medicamentos o por la picadura de una abeja.

Cómo prevenir las alergias

Como bien dice el refrán, es mejor prevenir que curar. Las personas alérgicas deben evitar, por ejemplo, sustancias que pueden suponer dejar de usar un determinado fármaco; También se pueden poner filtros al aire acondicionado; Se debe renunciar a tener animales de compañía que den alergia; O no comer alimentos que sabemos que nos pueden hacer daño, ni una vez.

Si una persona es alérgica a una sustancia relacionada con el trabajo que realiza, es mejor que cambie de empleo. O personas con importantes alergias estacionales deberían plantearse cambiar su residencia a un lugar donde no exista ese alérgeno. Todo esto, en la medida de lo posible, claro.

Si no se puede evitar la exposición al causante de la alergia, es básico reducir la exposición al mismo. Es decir, alguien alérgico al polvo debe reducir muebles, alfombras y cortinas, que acumulen ácaros. También debe cubrir colchones y almohadas con plásticos; limpiar las habitaciones frecuentemente con un paño húmedo; usar aire acondicionado para reducir la humedad interior que favorece la aparición de los ácaros…

Algunos alérgenos, especialmente los que transporta el aire, no pueden evitarse. Para ellos, los médicos mandan medicamentos para bloquear la respuesta alérgica. De este modo alivian los síntomas. En estos casos, la inmunoterapia alergénica (inyecciones contra la alergia) puede ser una solución. Los medicamentos más usados para tratar las alergias son los antihistamínicos. Pero éstos no se utilizan para tratar el asma.

Las personas alérgicas deben evitar hacer ejercicios intensos en época de polinización. Si no podría tener dificultades al respirar y podría acabar con un ataque asmático. En caso de sufrir rinitis, es aconsejable vigilar la aparición de cualquier indicio asociado con el asma (pitidos, fatiga…). Este tipo de alergia con frecuencia genera esta enfermedad. Las personas alérgicas, deben estar atentas a cualquier síntoma de agravamiento y acudir al médico en caso de empeoramiento.Bebé con problemas en la piel por culpa de una alergia

La rinitis es una reacción alérgica muy común. Es una alergia a las partículas que transporta el aire. Por lo general son polen y hierbas, pero en ocasiones pueden ser mohos, polvos y caspa de animales. Suele causar estornudos, goteo o congestión nasal, picor cutáneo e irritación en los ojos. Lo peor de la rinitis es que puede ser estacional o sufrirla todo el año.

Diagnóstico y tratamiento de las alergias

La primera y principal medida de una persona que no está diagnosticada pero cree que puede tener algún tipo de alergia, es acudir al alergólogo para descartar o, en caso de resultados positivos, identificar el tipo de alergia que se sufre, ya que cada reacción es desencadenada por un alérgeno específico. Ésta, puede producirse cuando entra en contacto con la piel, los ojos, o cuando es inhalado, ingerido o inyectado.

Hay pruebas que pueden ayudar a descubrir si los síntomas están relacionados con la alergia y a identificar el alérgeno implicado. La prueba cutánea RAST (radioalergoabsorbente) mide las concentraciones en sangre de anticuerpos IgE específicos de un determinado alérgeno. Esto puede ayudar a diagnosticar una reacción alérgica en la piel, una rinitis alérgica estacional o asma alérgica.

Las pruebas en la piel son más útiles para identificar alérgenos concretos, además de más precisa, suele ser más barata y los resultados son inmediatos.

Convierta el tratamiento en rutina. Si el especialista le recomienda tomar antihistamínicos, hágalo regularmente durante la temporada de alergia.Si toma los antihistamínicos intermitentemente puede sufrir efectos secundarios más fuertes y menos eficaces para el control de los síntomas.Niña estornudando a causa de una reacción alérgica

Ojo! Los efectos secundarios de los antihistamínicos pueden ser distintos en niños y algunas personas mayores. Estos dos tipos de personas pueden sufrir agitación o comportamiento hiperactivo.

Inmunoterapia

La inmunoterapia (vacunas para la alergia) suele cambiar poco a poco la forma en la que el organismo reacciona a las sustancias que le producen alergia para no experimentar más sus síntomas. La mayoría de las personas que se vacunan asiduamente mejoran significativamente. Eso sí, esta mejora se empieza a notar unos meses después de haber empezado el tratamiento. Pero la mejoría no suele ser clara hasta después del año de tratamiento.

La inmunoterapia está indicada para personas que no mejoran con fármacos; O para quienes necesitan una combinación de medicamentos que resulta muy cara; O para quienes tienen síntomas alérgicos durante muchos meses del año; Y para quienes le resulta difícil evitar los factores desencadenantes (árboles, cesped…) que les producen los síntomas. Este tipo de vacunas tratan las alergias más comunes, que las hemos dicho antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*