Beneficios de dibujar para los niños

Beneficios de dibujar para los niñosVarios estudios han demostrado que los beneficios de dibujar para los niños son múltiples; aumenta su autoestima, mejora su psicomotricidad y valoran más el arte, entre otros muchos. Además, a través del dibujo, nos transmiten una parte de sí mismos: cómo piensan, cómo se sienten y cómo se ven a sí mismos y al resto del mundo, por lo que podemos ver y analizar su personalidad

Beneficios de dibujar para los niños

Entre los 12 y los 18 meses, el bebé ya es capaz de coger un lápiz con la mano, de forma automática comenzará a hacer garabatos en todas partes. A partir de los 2 años se puede empezar a hablar realmente de dibujo. A los 4 años el niño empieza a representar cosas que él conoce. A estas edades, es importante que esta actividad se realice siempre bajo la supervisión de un adulto.

1. Promueve la comunicación con los mayores

Para niñas y niños el dibujo y la pintura son una manera más de expresarse. En la mayoría de los casos, a través del dibujo, se desenvuelven mejor que con el lenguaje verbal. De hecho, los expertos recomiendan poner mucha atención en los dibujos que realizan, pues sus creaciones reflejan sus emociones y estado de ánimo. Especialmente, la elección de los colores es un elemento revelador.

2. Aumenta la autoestima y la creatividad

Debemos tener en cuenta que en el dibujo no hay unas reglas que indiquen qué es lo correcto y lo incorrecto. Es más, para dibujar hay que dejar sitio a la imaginación. No solo para representar personajes y objetos de su elección, sino también para verbalizar lo que realizan.

¿Ya has preguntado a un niño qué significa lo que ha dibujado? En general, pueden hablar sin parar sobre ese tema y un mismo dibujo podrá tener varias interpretaciones. De este modo se desarrollará su sentido artístico y su creatividad.

Ten mucho cuidado para no limitar su creatividad. El cielo no siempre tiene que ser azul. Déjale que vea las cosas como él quiera. El dibujo permite crear mundos nuevos en los que todo es posible. Puede haber árboles rosas, melocotones cuadrados, casas voladoras… etc.

3. Favorece la relajación

Otro de los beneficios de dibujar para los niños es que relaja mucho. Esto es así porque permite la evasión y la expresión de determinados sentimientos. En esta línea, tal como hemos apuntado en el punto 1, los niños, muy especialmente los más pequeños que todavía no controlan el lenguaje verbal, pueden mediante el dibujo expresar sus sentimientos o deseos.

4. Perfecciona la psicomotricidad

Con solo coger un bolígrafo, un rotulador, un lápiz o un pincel niños y niñas entrenan y regulan sus movimientos de muñeca y mano. Se desarrolla su coordinación de movimientos. Esto tendrá incidencia muy positiva en tareas como la escritura.

Primero harán formas geométricas básicas. Poco a poco mejorarán su motricidad fina para dibujar elementos cada vez más complejos y con más detalles.

5. Puede servir como terapia

Debido a la contribución de mejorar la capacidad comunicativa, la creatividad, etc., el dibujo también puede servir como terapia porque el descanso mental que genera disminuye el estrés promueve la relajación y la felicidad.

Por eso muchos especialistas consideran que dibujar es muy recomendable para niños con trastornos que conllevan dificultad de comunicación, alteraciones nerviosas o con problemas de agresividad.

6. Desarrollo cognitivo y emocional

Los peques recurren a sus conocimientos para realizar dibujos. Esta actividad hace que su cerebro trabaje. Además, estimula su sentido de la observación.

No hay que obligarle a dibujar si no le apetece. Generalmente, los niños no se cansan de dibujar, pero si es el caso, no es una razón por la que preocuparse. Déjale escoger dibujar cuando a él le apetezca y la temática que prefiera. Una vez haya concluido, valora y felicítale por el trabajo y el esfuerzo realizado.

Cómo hacer que mi hijo se interese por la pintura

La pintura, como cualquier otro tipo de actividad, es un aprendizaje que se puede enseñar a través del ejemplo. Si el niño está acostumbrado a ver a su papá o a su mamá pintando, seguramente sentirá curiosidad por hacerlo él. Jamás debemos olvidarnos que los niños aprenden todo por imitación. Despertado el interés, ahora solo queda motivarles y orientarles.

Otra forma de motivar a los niños a que pinten es llevarles a visitar exposiciones. En esta época de confinamiento que estamos viviendo, hay muchos museos que se pueden visitar de manera online.

Cuando la situación lo permita, ve con ellos a diferentes museos de manera presencial. Muchos ofrecen visitas guiadas para niños y niñas, además de talleres y juegos. Los padres tenemos la equivocada impresión que los museos no son lugares apropiados para los niños, ya que pensamos que pueden resultar aburridos para ellos y molestar a los demás visitantes. Sin embargo, después de la primera visita que hacen con sus hijos a un museo, muchos padres se sorprenden con el excelente comportamiento de los hijos. Los niños imitan y cuando ven que allí todos están en silencio, ellos harán lo mismo.

Dónde pintar y materiales para hacerlo

En la actualidad, hay diferentes materiales y productos para pintar en casi cualquier superficie de la casa sin apenas manchar ni generar residuos. De hecho, algunos expertos recomiendan que los niños se expresen en diferentes lugares, pero siempre bajo los límites y las normas familiares.

Por ejemplo, hay pintura de pizarra para paredes en las que pintar a lo grande con tizas de colores. También se puede pintar en los cristales y vidrios de las ventanas con rotuladores para cristal.

Pared de pizarra y cristal pintado con rotuladores para cristal
Pared de pizarra y cristal pintado con rotuladores para cristal

Para los más pequeños, existe una pintura de dedos totalmente inocua y de fácil lavado para que disfruten de una experiencia sensorial completa. Los más “expertos” ya pueden comenzar con cuadernos con dibujos prediseñados para colorear y practicar su destreza.

Niña coloreando cuaderno con dibujos
Cuaderno con dibujos para colorear

Y si no, nada mejor que lo de toda la vida, un bloc de dibujo, lápices de colores, rotuladores, acuarelas… Y dejar que su imaginación y su creatividad hagan el resto.

Niños dibujando con rotuladores
Niños dibujando con rotuladores

Como podéis ver son muchas las opciones y los beneficios de dibujar para los niños. Esperamos que vuestros hijos se animen y conozcan pronto el maravilloso mundo de la pintura.

 

 

Una respuesta a “Beneficios de dibujar para los niños”

  1. ¡Totalmente de acuerdo con lo comentado en el post! Nosotros también creemos que la pintura tiene numerosos beneficios para el desarrollo de los más peques. Por ello, siempre recomendamos adquirir artículos como acuarelas o ceras tanto para el horario escolar como para trabajar en casa. Es muy aconsejable trabajar este aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*