Beneficios de los juegos tradicionales

Vuelve a jugar a los juegos de tu infancia con tus hijos

niños jugando a juegos tradicionalesLlevamos un ritmo de vida acelerado que nos impide ofrecer todo el tiempo de calidad que merecen nuestros hijos. Aun así, a lo largo de la semana sí que disponemos de espacios de tiempo para compartir y disfrutar en compañía de los más pequeños de la casa.
Y que mejor forma de pasar ese tiempo con ellos y ellas que participando en sus juegos de manera directa sabiendo que les va a hacer felices por diversos motivos. Por un lado, la felicidad intrínseca del propio juego ¿Acaso tú no recuerdas con agrado lo feliz que eras y lo bien que lo pasabas jugando a los juegos tradicionales de antaño? De igual manera tus hijos recordarán esos momentos en un futuro. Y por otro lado, que sus padres participen con ellos en los juegos, les aporta confianza en sí mismos y fortalece los lazos familiares.

Beneficios de los juegos tradicionales

Los juegos tradicionales, los que se han jugado toda la vida, tienen múltiples beneficios para los niños, tanto a nivel físico como cognitivo. Hagamos un repaso por algunos de ellos

El escondite.

El escondite es, posiblemente, uno de los juegos más universales y de los que más beneficios se obtiene jugando. Por ejemplo, mejora la sociabilidad, ayuda en la planificación y toma de decisiones, ayuda también a la comprensión y el respeto por las normas, la paciencia…etc

niños jugando al escondite

El Pañuelo

¿Recuerdas cómo se jugaba al Pañuelo? Se formaban 2 equipos con un número igual de miembros por cada equipo. Se disponían en línea uno frente a otro con una distancia considerable entre ambos. En el medio de este espacio, se ponía una persona sosteniendo un pañuelo (bolsa, camiseta o lo que había disponible en ese momento). Este decía un número y por cada uno de los equipo salía el miembro correspondiente con la misión de atrapar el pañuelo y llevarlo a la zona de su equipo sin que la otra persona le tocara (eliminado), o tocar y eliminar a la otra persona si esta atrapó el pañuelo y pretendía llevarlo a su zona. Ganaba el equipo que dejaba sin miembros al otro equipo.
Al igual que el escondite, el pañuelo también se mejora el sociabilidad, el compañerismo, la toma de decisiones, la paciencia y capacidad de concentración hasta escuchar tu número…

Cortar el hilo

Este era una variante del pilla pilla. Consistía en pasar por el medio de la persona que la ligaba en ese momento y a quien perseguía para obligar a que fuera por la persona que acababa de “cortar el hilo”
Juego que se jugaba en espacios amplios y requería de esfuerzo físico y capacidad de concentración y planificación para encontrar el momento idóneo de “cortar el hilo”.

La Rayuela

¿Quién no ha pasado tardes enteras jugando a este fantástico y divertido juego? Sólo era necesario una tiza y una piedra. Se dibujaban 10 cuadrados numerados tal y como indica la imagen de la portada. Ganaba quien llegaba al 10 tirando la piedra en orden y recogiéndola sin pisar ni caerse yendo con un pie.
Con la rayuela, además de los beneficios comunes a estos juegos (respeto por las normas, paciencia…etc) se mejora de sobremanera el equilibrio y la motricidad

jugando a la rayuela

Juegos de mesa

No siempre hemos jugado en grandes espacios al aire libre y realizando grandes esfuerzos físicos. También hemos pasado tardes enteras en casa jugando y practicando (sin saberlo) el respeto por las normas, aceptando el fracaso y la frustración, mejorando la capacidad de concentración…etc. con juegos de mesa como el parchís, la oca, las damas, el ajedrez, el monopoly

Juegos de mesa. El parchís
Como ves, son juegos con los que seguro has pasado grandes momentos en tu infancia y, puedes volver a revivirlos y disfrutarlos junto con tus hijos y, como has comprobado, no sólo lo pasarán bien, si no que además serán muy beneficiosos para su desarrollo personal.
Hemos puesto estos 5 juegos tradicionales por no hacer el post eterno, pero tú puedes dejar en los comentarios el que más te gustaba a ti ¡Nos encantará saberlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*