Beneficios de la natación en niños

niños en clase de piscina riendoComo cada 13 de septiembre se celebra el Día del profesor de Natación. Aprovechamos este día para homenajear y reconocer la profesionalidad, el esfuerzo y la dedicación de todas las personas que ponen todo su empeño a enseñar a nadar a personas de todas las edades.

Es posible que tú, en algún momento de tu vida, también hayas acudido a clases para aprender a nadar. Como sabrás, es una actividad divertida y altamente beneficiosa, sobre todo para los niños.

Beneficios de la natación en niños.

¿Quién no recuerda con ilusión la hora de ir a la piscina? Aunque fuera por tiempo limitado y sin la opción de ir con los amigos, meterse en el agua y “chapotear” en ella siempre nos parecía la mejor parte del día (y si al finalizar la clase, iba acompañada de nuestra merienda favorita, imposible de mejorar).

Sin saberlo, estábamos realizando una de las actividades más beneficiosas y completas que se pueden realizar, tanto a nivel físico como mental.

Beneficios físicos

En primer lugar está para lo que la actividad está orientada: aprender a nadar y evitar así ahogamientos tanto a piscinas, como en ríos, mares o lagunas.
De esta manera, podrá disfrutar con tranquilidad durante el resto de la vida de cualquier actividad acuática con seguridad

Evita el sedentarismo

Mantener a los niños activos en la etapa de desarrollo es fundamental para evitar el sedentarismo y los problemas derivados de ello.
Con la natación harán un ejercicio muy completo y exigente mientras se divierten.

Mejora la condición física

Como con cualquier actividad física que se realiza, se obtienen resultados en la condición física en general.
Con la natación en concreto, se fortalece la musculatura al trabajar, prácticamente, todos los grupos musculares y se mejora el sistema cardiovascular.

Corrige problemas posturales

Los malos hábitos (tanto de mayores como de pequeños) que tenemos a la hora de sentarnos o recostarnos son solucionados (o corregidos en gran parte) con la natación.
Son muchos los pediatras que recomiendan la natación para prevenir y corregir deformidades de la columna vertebral surgidos en la adolescencia o edad infantil.

Ayuda a descansar mejor

Tanto para mantenerse a flote o para avanzar requiere de un movimiento constante. El agua, además, ofrece una resistencia mayor que el aire, que hay que superar exigiendo más a nuestro cuerpo para obtener los movimientos deseados
Todo ello que hace los niños lleguen a la cama con un nivel alto de cansancio y les permita conciliar el sueño de manera rápida y obtengan un mejor descanso.

niño sonriendo debajo del agua

Beneficios psíquicos

Ayuda a relacionarse

La natación es una actividad que puede hacerse en solitario, pero lo normal, es que cuando el niño está aprendiendo, lo haga dentro de un grupo con otros niños de parecida edad.
Al poco, los niños empezarán a establecer relaciones y a socializar.

Mejora su autoestima.

Con cada nueva actividad que el niño aprende, este realza su autoestima y confianza en sí mismo. La natación es un ejercicio que se aprende de manera fácil, por lo que se consiguen dichos beneficios sin apenas esfuerzo.

Como ves, la natación es una actividad que proporciona múltiples y variados beneficios para los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*