Beneficios de tener un gato para los niños

Beneficios de tener un gato para los niñosEl 20 de febrero es el Día Internacional del Gato. Es el día de los Garfield, Hello Kitty, Don Gato, Felix El Gato, Lindo Gatito y, por supuesto, tu querido animal de compañía. Por todo lo que te dan (cuando quieren) le vamos a dedicar esta entrada y os vamos a contar los beneficios de tener un gato para los niños.

El Día Internacional del Gato

El motivo por el que se celebra esta efeméride el 20 de febrero está relacionado con el expresidente americano, Bill Clinton. Su hija adoptó un gato llamado Socks. Este minino se empezó a hacer muy popular entre los ciudadanos. Años más tarde, Socks contrajo un cáncer y tuvo que ser sacrificado. Esto ocurrió el 20 de febrero de 2009. El gato tenía tantos admiradores que se formó un movimiento para poner esa fecha como el Día Internacional del Gato.

¿Qué hacer para celebrar el Día Internacional del Gato?

Existen muchas ideas para celebrar el Día Internacional del Gato. Si ya tienes uno, lo que debes hacer es dedicarle un rato de calidad y amor. Le puedes regalar un nuevo juguete, darle una golosina y/o compartir un buen rato de juegos y caricias. En caso de querer un gato, es un buen día para adoptar uno.

Beneficios de tener un gato para los niños

Tener un gato en casa (como cualquier otra mascota) es una gran responsabilidad, hay que dejar claro a los niños que no son juguetes, son animales que necesitan cuidados, cariño y atenciones. Sin embargo, los beneficios de tener un gato para los niños son más que los inconvenientes. De hecho, desempeñan un papel esencial en el tratamiento de algunas alteraciones, sobre todo emocionales o sociales. Estos animales llevan siglos ayudando a sus dueños a superar problemas tales como la tristeza, la ansiedad o la depresión. Pero, estos no son los únicos beneficios de vivir con un gato.

Niño durmiendo felizmente con su gatito

Reparan el estado de ánimo

Los niños que conviven con un gato en casa tienen menos riesgo de sufrir ansiedad y depresión. Y, su estado de ánimo es más positivo y optimista que el de los niños que no viven con gatos. Esto se debe a que los gatos suelen ser muy divertidos, por lo que entretienen a los niños y les hacen reír con más frecuencia. También les ayuda a no sentirse solos.

Refuerzan el sistema inmunitario

Un estudio realizado por la Universidad de Wisconsin descubrió que los niños que conviven con un gato tienen un 19% menos de probabilidades de contraer cualquier tipo de alergia. Esto es así porque la caspa que hay en la piel de los gatos hace que los niños se vuelvan más resistentes a los alérgenos. Estos son los responsables de la aparición de las alergias y el asma. Además, dicha investigación demostró que convivir con un gato el primer año de vida aumenta la resistencia a las enfermedades respiratorias y a la otitis.

Fomentan las habilidades sociales

Otro estudio llevado a cabo por la revista PloS One demostró que los niños que conviven con un gato poseen unas habilidades sociales más desarrolladas. Sobre todo, los niños que sufren autismo. Al vivir con un gato éstos son más empáticos y comunicativos.Niño abrazando cariñosamente a su gato

Alivian las tensiones

Otro de los beneficios de tener un gato para los niños es que son la solución perfecta para suavizar las tensiones y el estrés. Como por ejemplo, el que sufren los peques en época de exámenes. En parte, esto es porque acariciar a estos felinos estimula la segregación de serotonina y dopamina. Estos son dos neurotransmisores que favorecen la relajación cerebral. Por si fuera poco, el contacto con estos animales desarrolla la producción de oxitocina, la hormona del amor y la seguridad.

Los niños son más responsables

Los gatos son seres vivos y, como seres vivos, necesitan alimentación, hidratación, cuidados cuando enferman, ir a sus revisiones periódicas en el veterinario y una correcta higiene de el y de sus espacios. Hacer partícipes a los niños y niñas de estas situaciones, harán de ellos personas responsables y comprometidas.

Algunas curiosidades que puede que no conozcas sobre los gatos

  • Se estima que un 35% de los hogares españoles tiene al menos un gato.
  • Los gatos huelen, además de con la nariz, con un órgano llamado de Jacobson, situado en la parte superior de la boca.
  • Su corazón late dos veces más rápido que el de los seres humanos.
  • Sus bigotes se caen periódicamente y vuelven a crecer. Su desaparición afecta a su sentido de orientación y a sus movimientos. Por eso, no debemos cortárselos.
  • Su cola es un órgano esencial para su equilibrio.
  • Todos los gatos nacen con los ojos azules y tardan varios meses en alcanzar su color definitivo.
  • El gato camina moviendo al mismo tiempo las patas traseras y delanteras de cada lado. Así solo caminan los gatos, los camellos y las jirafas.
  • Los gatos detestan olores fuertes, como el de la cebolla, el vinagre, las naranjas o los limones.
  • El ronroneo no siempre significa tranquilidad. También ronronea cuando está enfermo o asustado, y lo hace para tranquilizarse a sí mismo.
  • Cuando un gato te lame debes tomarlo como un gran cumplido, ya que está acicalándote como si fueras uno de los suyos.
  • Los gatos se saludan rozando sus narices.
  • Duermen entre 16 y 18 horas al día, pero incluso dormidos, están alerta a cualquier estímulo.
  • No comprenden los castigos, pero sí las recompensas.
  • Los gatos tricolor casi siempre son hembras. Sólo uno de cada 4.000 gatos tricolor es macho y suele ser estéril. Solo uno de cada 10.000 gatos tricolor es macho y fértil.
  • Un gato casi nunca se comunica con un “miau” con otro gato. Este sonido solamente lo utiliza para comunicarse con los seres humanos.

Niña sujetando en brazos a sus dos gatitosSi después de leer la entrada, decides poner una mascota en tu vida, en este caso un gato, deberías dar ejemplo y optar por adoptar al futuro miembro de tu familia de un refugio. Elegir un gato sin hogar dice mucho de ti y ayudará a que tu hijo sepa valorar lo que de verdad importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*