Cómo conseguir que tus hijos sean más independientes

Conseguir niños y niñas independientesConseguir que tus hijos sean más independientes no es una tarea baladí. De hecho, sobre todo madres y padres de hoy, inconscientemente no dejamos que nuestros hijos se esfuercen por ser más autónomos. Cuántas veces caemos en el error de hacer cosas que ellos mismos podrían hacer solos poniendo cualquier excusa. Si realmente quieres ayudarles nunca hagas por tus hijos lo que ellos puedan hacer solos.

Cómo conseguir que tus hijos sean más independientes

Normalmente tenemos una idea preconcebida sobre cómo ser buenos padres y cómo deben comportarse los hijos de los “buenos padres”. Esto puede conducirnos a hacer cosas que nuestros hijos pueden hacer por sí solos. Tras esta creencia casi todos hemos pensado a veces cosas como que es muy pequeño, ya le tocará trabajar, ahora que disfrute o tardo menos si lo hago yo. Está claro que nuestros hijos nos necesitan, pero bastante menos de lo que creemos.

Como madres y padres, nuestra función no es ser perfectos ni que nuestros hijos lo sean. Lo importante es saber estar a su lado en su trayectoria vital para que puedan hacer todo lo que se propongan. Para ello, sólo debemos darles el apoyo necesario, ni más ni menos. De hecho, las relaciones que más valoramos casi siempre están basadas en la confianza, el apoyo, la colaboración, el respeto y en la empatía. Podemos empezar por desarrollar su propio sentido de valía personal y de seguridad en ellos mismos.

Ejemplos para ayudar a conseguir que tus hijos sean más independientes

Cada vez hay más ejemplos de niñas y/o niños que sobresalen en su clase o en el deporte que practican. Es entonces cuando tutores y/o entrenadores aconsejan cambiarlos a un nivel más alto. Es aquí donde los padres no deben decidir sino hacerlo los propios niños. Nosotros sólo debemos transmitirles los pros y los contras de dicho cambio. Es decir, que se van a tener que esforzar más, que los otros niños serán más grandes… Deja que tomen ellos pequeñas decisiones, que puedan elegir a través de la reflexión y la creatividad. Deben buscar alternativas a los obstáculos, centrándose en los objetivos y no en los problemas.

Niño leyendo sóloOtro ejemplo puede ser que hagan diversas tareas ellos mismos, aunque tarden más o no lo hagan perfecto. Por ejemplo, las tareas de casa. Empezar por cosas fáciles, como poner la mesa, sacar la ropa de la lavadora… Cuando nos demos cuenta lo harán tan bien, o mejor, que nosotr@s. No le des todo hecho. Edúcales en el esfuerzo por conseguir sus metas, superando las limitaciones y con actitud positiva de logro.

Debemos darle valor a su esfuerzo, a su perseverancia y al empeño que ponen en sus tareas y no tanto a los resultados finales. La costumbre que van cogiendo al superar dificultades, descubrir sus recursos y practicarlos vale más a lo largo de su vida que el resultado puntual. Muchas veces se equivocarán o se sentirán frustrados si no consiguen sus metas. Es entonces cuando debemos ayudarles a sacar conclusiones y apoyarles para valorar lo ocurrido y cambiar la situación.

Resumiendo

Para conseguir que tus hijos sean más independientes debemos ayúdales a reflexionar sobre lo que depende de ellos. Después deben analizar su comportamiento desde la responsabilidad y del constructivismo, no desde la culpa. Nosotras y nosotros solo debemos centrarnos en las necesidades reales de nuestros hijos. No debemos privarles de la oportunidad de sentirse capaces y de ser autosuficientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*