Cómo organizar la habitación de tu hijo para favorecer el estudio

Cómo tener correctamente organizada la habitación de tu hijo para favorecer su desarrolloNormalmente subestimamos lo importante que es una correcta distribución de los espacios en las habitaciones de los niños. De hecho, una habitación no suele ser únicamente el lugar donde duermen sino una zona mucho más funcional. Que tenga una habitación organizada correctamente, favorece notablemente el estudio.

Cómo tener correctamente organizada la habitación de tu hijo para favorecer el estudio

La habitación debe ser un lugar estimulante para el niño o la niña, decorada y preparada convenientemente para cada edad. Pero debe tener un lugar exclusivo y apartado de distracciones ajenas al aprendizaje para aumentar el tiempo y la calidad del estudio. Para lograrlo, a continuación te ofrecemos varias ideas sobre cómo tener correctamente organizada la habitación de tu hijo para favorecer su estudio.

Preparar un lugar de estudio adecuado

Disponer de un correcto espacio de estudio y lectura es fundamental para su concentración. Para ello, en el lugar elegido debe haber cuentos o libros adecuados a su edad. Todos los recursos y materiales que vayan a necesitar para hacer deberes o leer, deben estar a su alcance. Esto es fundamental para fomentar su autonomía. De este modo no dependerán de nadie cuando les apetezca leer.

Así, lograremos atraerles hacia los distintos puntos de la habitación. Y, si el niño es autónomo para usar sus recursos, podrá serlo también para elegir lo que más le guste. De esta forma, conocerán ellos mismos sus propias preferencias.Chico estudiando en su habitación

El asiento de lectura debe ser un sitio cómodo en el que esté a gusto. Así, ellos mismos podrán coger el material y disfrutar sentándose, ojeándolo y cambiando de libro cuando les apetezca. Todo esto ayudará a que relacionen la lectura con su habitación. Además, también contribuirá a que consideren algo natural tener como recurso cotidiano la lectura.

Equilibrio en la decoración

La abundancia de colores fuertes, de cuadros, posters u otros objetos de decoración puede ser perjudicial. La sobreestimulación no siempre es buena, y mucho menos si el lugar se va a utilizar también como zona de descanso. Lo mejor será utilizar colores neutros o de tonos pastel.

Puede haber decoraciones, pero sin ser excesivas. De hecho, las paredes pueden ser también un recurso. Puedes decorar una de las paredes con pintura de pizarra o paneles sensoriales. Estas son dos buenas formas de favorecer la creatividad de los niños en edad infantil sin ocupar espacio extra en la habitación.

habitación con pared de pizarra

Una correcta iluminación

Para ello es básico utilizar la luz natural siempre que se pueda. La luminosidad de una estancia beneficia enormemente al ánimo y ganas de realizar cosas. Un lugar oscuro no es propicio para realizar actividades de estudio y lectura. Además, es perjudicial leer con poca luz porque se debe forzar la vista. Por eso, es preferible utilizar luz natural durante el día y una luz equilibrada para después.Mamá leyendo un cuento a su bebé en la habitación

En definitiva, el lugar de estudio y el de descanso deben estar bien delimitados. Para ello se pueden usar distintas pinturas o vinilos en las paredes, alfombras… todo esto dependerá de la edad de los niños. Si son aún muy pequeños se puede poner una alfombra cómoda, una hamaca o balancín. Así, mayores y pequeños podrán disfrutar de momentos de juegos y lecturas de cuentos en familia, ya que el hábito de leer a diario es fundamental para el desarrollo.

Esperamos que estas ideas te ayuden a que la habitación de tu hijo sea un lugar en el que se sienta cómodo formándose y creciendo como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*