Desayuno para escolares

Desayuno para escolaresSe acerca la vuelta al cole y debemos preparar a nuestros hijos para los duros horarios y los exigentes esfuerzos fícos y mentales que van a llevar a cabo. Por ese motivo, para los escolares, el desayuno es la comida más importante del día.

Muchos niños no desayunan o lo hacen mal. Los que no toman nada suele ser por falta de apetito o por tener poco tiempo para hacerlo. Para estos casos hay fácil solución. Para la falta de apetito la solución es cenar pronto y cosas ligeras la noche anterior, así habrá más hambre al día siguiente. Y otra forma sería partir el desayuno en dos. Es decir, comer algo antes de salir de casa y el resto en el recreo del colegio; Para los que no tengan tiempo, deben acostarse pronto la noche anterior para levantarse más frescos, y con suficiente tiempo para desayunar tranquilamente.

Otros prefieren desayunar con sus amigos en el recreo. Esto normalmente llevara a comer bollería industrial, la cual tiene muchas grasas saturadas. Y también hay quien no desayuna para no engordar.

Comer lo necesario en el desayuno cubrirá las necesidades energéticas y nutricionales de los niños. De esta forma rendirán mejor física e intelectualmente por lo que tendrán más capacidad de atención y concentración en clase.

Los pediatras recomiendan que el desayuno contenga como poco el 25% de la nutrición diaria del niño, y debe estar compuesto de una gran variedad de alimentos. Además, realizar un correcto desayuno no es solo comer alimentos adecuados, también se han de inculcar unas reglas que debe seguir toda la familia (en la medida de lo posible) para no saltarse la primera comida diaria. Así los más pequeños lo tomarán como un hábito.Frutas para desayunar

Siempre que se pueda los padres deben desayunar con los niños y adolescentes. Hay que comer tranquilos, y aun así, con unos quince minutos será suficiente. Además, puedes ganar algo de tiempo dejando preparado todo lo posible la noche anterior.

Si tus hijos no tienen aun este hábito asimilado debes empezar a introducirlo poco a poco. Es decir, al comienzo dales de desayunar cosas que les gusten. Cuando hayan cogido la costumbre entonces empieza a añadir alimentos más sanos.

Según los expertos si no se desayuna, o se hace de forma incorrecta, esto puede llevar a que tus hijos cojan peso de más. El motivo es porque si se come incorrectamente antes de salir de casa, los niños tendrán hambre a media mañana. Entonces, ese aporte energético es muy fácil que lo consigan con productos de alto contenido en azúcar y grasas, como la bollería industrial. A causa de su alto contenido calórico este tipo de comida tiene mucho que ver con el crecimiento de los índices de sobrepeso durante la infancia.Distintos panes desayuno

Por todo lo dicho es primordial realizar un desayuno correcto para un mejor reparto de las calorías diarias. Para los niños éste debe estar compuesto por leche, fruta o zumo e hidratos de carbono, de esta forma favorecemos un correcto crecimiento de los niños.

Aun con todas las ventajas que aporta un buen desayuno, solo un 7% de niños y adolescentes mantienen un desayuno equilibrado mientras que un 8% sale de casa sin comer nada.

Contenido de un correcto desayuno

Un buen desayuno puede estar compuesto por muchos tipos de alimentos. Por ejemplo los lácteos, y si son bajos en grasa mejor. La leche nos proporciona grasa, proteínas, calcio y vitaminas, todo muy importante para un crecimiento adecuado.

Es básico cualquier producto de la familia de los farináceos, como pan, tostadas, galletas o cereales. Son la principal fuente de energía. Estos son ricos en hidratos de carbono, tienen poca grasa y aportan gran variedad de vitaminas del grupo B. Además, si son integrales tendrán mucha fibra. Pero es importante que tomes todos estos productos con poco azúcar y chocolate.Mermelada para el desayuno

La fruta, ya sea natural o en zumo recién exprimido, aportará a nuestros hijos mucha fibra, vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante. Además tienen una importante función reguladora.

No obstante todo depende de los gustos de tus hijos. Por ejemplo, puede preferir un batido a un vaso de leche, o un sandwich en vez de tostadas. De vez en cuando puedes usar mantequilla y margarina, pero no muchas veces ya que éstas solo aportan grasa. También se pueden utilizar otros productos ocasionalmente como jamón york, aceite de oliva y de forma muy moderada miel, mermelada, chocolate, cacao, pavo…etc

Esperamos que este post te haya servido de orientación y empecemos a mandar a nuestros hijos al colegio correctamente alimentados.

¡Buen fin de semana!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*