Qué es un genograma y sus utilidades

genograma familiar y utilidadesCada persona, además de la apariencia y el carácter, heredamos de nuestros ancestros ciertos comportamientos o formas de actuar. Por ello, con un genograma, podremos dar una explicación y solucionar determinados problemas. El genograma es un mapa completo que representa todo lo referente a las relaciones y conexiones dentro de una familia. En él, además de eventos importantes en la vida familiar, aparecen las relaciones y el parentesco entre antepasados, así como las fechas de su nacimiento y defunción.

Hoy en día, los genogramas son muy utilizados en psicología, psicoterapia y psiquiatría. Estos especialistas lo utilizan como herramienta para explorar el problema del paciente. Por ejemplo, ante adicciones, problemas para aceptar divorcios, para encontrar pareja… Esta herramienta también se usa mucho en niños a la hora de encontrar la causa de una determinada actitud o conducta para la que no se encuentra explicación aparente.

Es particularmente útil para encontrar patrones de problemas hereditarios, conflictos inter o intrageneracionales y/o pautas de conducta transmitidas por el entorno. En muchos casos, hace posible realizar una primera hipótesis acerca de las causas que originan un determinado problema de personalidad, manejo de emociones… etc.

Qué es un genograma

Un genograma es una especie de árbol genealógico que se realiza junto con un terapeuta. En este método, lo importante son las relaciones familiares que han existido durante generaciones. El origen y las raíces familiares pasan a un segundo plano. Cuantas más generaciones atrás vayamos, mejor será el análisis.

Al conocer y sistematizar estas relaciones, podemos llegar a conocernos mucho mejor a nosotros mismos. Entenderemos por qué nos comportamos de una forma u otra y por qué repetimos los mismos errores de nuestros antepasados. Con estos datos podemos corregir más fácilmente comportamientos que no nos agraden.

Cómo realizar un genograma

Para establecer un genograma, necesitaremos conocer datos sobre nuestro núcleo familiar más cercano, además de tíos, primas… También hay que incluir a personas con las que no tenemos vínculos sanguíneos: esposas, cuñados, convivientes, hijos ilegítimos o adoptados…

Todas estas personas estarán marcadas en el genograma con formas geométricas. Los hombres se representan con un cuadrado y las mujeres con un círculo. Los matrimonios con el símbolo del hombre a la izquierda y el de la mujer a la derecha, unidos por una línea horizontal. Dos líneas paralelas inclinadas representan un divorcio o separación. Los hijos mayores se ubican debajo de la familia, a la izquierda, los menores a la derecha. Aparte de los lazos familiares, también marcaremos eventos, accidentes o enfermedades importantes que haya sufrido un miembro de la familia y pueda haber afectado en gran medida a un núcleo de la familia (enfermedades mentales, alcoholismo, drogadicción, violencia doméstica… etc.)

Realizar un genograma es un trabajo arduo. Si no se tiene información sobre la familia del paciente, se debe comenzar una pequeña investigación sobre ella, descubriéndose, en algunos casos, secretos o historias familiares desconocidas. Con ello, verificaremos nuestras propias vidas y comenzamos a analizarlas en un sentido más global y desde otras perspectivas o puntos de vista.

Investigación para realizar un genogramaEs fundamental realizar un trabajo realista. Si se duda de algún dato es mejor no contar con él, puesto que si finalmente no fuera cierto, nos puede llevar a errores. Se debe empezar por realizar una lista de familiares vivos, con los que se pueda contactar. Otra lista con personas que puedan darnos información de familiares con los que no podemos contactar. Por último, concretar cuántas generaciones tendrá el genograma, lo ideal es contar con, al menos, tres generaciones.

El impacto del genograma en la familia

El genograma se deriva de la teoría de los sistemas familiares de Murray Bowen. Según éste experto, se trata de un mensaje multigeneracional de patrones familiares. Gracias a esto, se podría comprender, hasta cierto punto, de dónde proceden ciertos comportamientos ​​y predecir algunos de ellos.

Merece la pena explorar tus raíces psicológicas, sobre todo en estos días que el sistema familiar ha cambiado tanto. Actualmente, los hogares “tradicionales” están desapareciendo. Cada vez son menos las parejas que se unen de por vida, y es más normal que, después, se unan sentimentalmente de nuevo y tengan otros hijos con estas nuevas parejas. El genograma nos muestra perfectamente este mosaico familiar.

El genograma nos lleva hacia nuestra propia historia personal. Dicha historia comenzó a escribirse incluso antes de que naciéramos. Hasta nosotros solo llega alguna información, el resto, solo es posible recuperar mediante éste método.

En la mayoría de ocasiones, mediante la realización de genogramas, conseguiremos información de fuerte carga emocional. Así, las familias que sean más reservadas podrán abrirse y discutir estos aspectos en un formato estructurado.

Esperamos que te haya resultado interesante el genograma y sus utilidades y, si te decides a realizarlo o ya lo has hecho nos cuentes tu experiencia en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*