La discalculia en niños. Todo sobre este trastorno

La discalculia en los niñosLa discalculia es un tipo de trastorno que dificulta la comprensión y el manejo de números y cantidades. En España afecta a cerca de tres millones de personas. No es tan conocida o entendida como la dislexia, pero algunos expertos afirman que es más común de lo que creemos.

Las dificultades con las matemáticas ocurren a todos los niveles. Aprender a sumar puede ser tan difícil como aprender álgebra. Los alumnos que padecen de discalculia no solo lo pasan mal en matemáticas. También sufren en asignaturas como física, química, dibujo técnico u otras que tengan datos numéricos.

Por todo esto, la discalculia suele ser un obstáculo en la vida diaria. Cosas tan básicas como cocinar, ir a comprar, llegar a tiempo a los lugares… necesitan un mínimo de conocimiento matemático.

Normalmente, la discalculia no desaparece por sí sola. Los niños que la tienen pueden seguir con ella de mayores. Pero hay estrategias que pueden ayudarlos a lidiar con el día a día.

La discalculia en los niños

La discalculia se suele confundir con un bajo cociente intelectual, pereza en el estudio, Trastorno por Déficit de Atención o la propia dislexia. Este trastorno implica dificultades tan cotidianas como leer un reloj de agujas o la matrícula de un coche, memorizar teléfonos, calcular distancias en el transporte público…

La discalculia ha sido poco diagnosticada debido a una falta de conocimiento sobre lo que implica esta dificultad de aprendizaje. Tampoco se han tenido herramientas adecuadas para su diagnóstico.

Si un niño tiene discalculia, pero no se le ha diagnosticado, se sentirá torpe y no comprenderá por qué no puede realizar las tareas numéricas que sus compañeros hacen con facilidad. Para estos niños, el diagnóstico representa no solo una explicación, sino una liberación. S el trastorno no es diagnosticado ni tratado, puede afectar a su autoestima y llegar a provocar abandono escolar. Y, quienes no conozcan la discalculia podrán catalogar como torpes o vagos a estos estudiantes.

Cómo detectar la discalculia

La discalculia ya se puede observar en edad preescolar mientras el niño está jugando. Estos usarán estrategias simples. Por ejemplo, cuando vayan a contar lo harán con los dedos; serán lentos al comparar cantidades. Normalmente no automatizan las reglas aritméticas y tienen problemas con fracciones y divisiones simples.Niño con problemas en matemáticas

No obstante, no debemos alarmarnos. No quiere decir que todo el que tenga dificultades con las matemáticas sufra este trastorno. De hecho, hay elementos exteriores que pueden intensificar los síntomas, pero nunca causar el problema. Por ejemplo, faltar a clase, una mala enseñanza, cansancio, enfermedades relacionadas… En muchos casos, la discalculia viene acompañada de otros trastornos del aprendizaje, como, por ejemplo, dislexia o TDAH.

Dos posibles causas de la discalculia:

  • Genéticas: La discalculia aparece en miembros de la misma familia. La investigación muestra que los genes podrían tener algo que ver.
  • Cerebrales: Los estudios de imágenes cerebrales han mostrado diferencias entre personas con y sin discalculia. Las diferencias tienen que ver con la estructura y el funcionamiento de áreas relacionadas con las habilidades del aprendizaje.

Cómo se diagnostica la discalculia

La única manera de obtener un diagnóstico fiable es mediante una evaluación de un profesional. Normalmente los niños pueden realizarse una evaluación gratuita en su colegio. También hay especialistas que realizan este tipo de evaluaciones.

Con el objetivo de lograr rápidamente su detección, algunos expertos han desarrollado tests onile gratuitos que permiten identificar, de una manera sencilla, a los menores en riesgo de padecer discalculia. Si el test saliera positivo, es aconsejable llevar al niño lo antes posible al especialista para corroborarlo

Niño con discalculia

Las diversas tareas de la prueba miden los aciertos y los tiempos de respuesta. Cuando se realiza, se crea un informe con las fortalezas y debilidades del menor en cada una de las áreas evaluadas.

Cómo actuar si se confirma este trastorno

Una vez confirmado por el experto, éste comenzará una terapia con el niño. Las sesiones deben ser cortas y al menos tres veces por semana. Normalmente en los tratamientos se debe trabajar el sentido numérico y las relaciones entre los números. Es decir, hacer entender al niño que 9 puede ser 6 y 3 pero también 7 y 2, 8 y 1…

Es fundamental hacerle comprender en vez de memorizar. Para ello se pueden utilizar diferentes materiales, como regletas, cubos, etc. Estos utensilios permiten hacer visibles las relaciones numéricas que normalmente describimos de forma abstracta. También es básico que la enseñanza de las matemáticas sea muy pautada y con secuencias de aprendizaje muy estructuradas. Que los niños avancen al ritmo que les marca su propia capacidad de aprendizaje.

Los tratamientos que funcionan con niños con dificultades de aprendizaje no suelen ser efectivos con quienes padecen discalculia. Según los expertos, es mejor usar otras herramientas, como juegos de ordenador y la tutorización de la cognición numérica.Chica aburrida por las mates

La formación musical es muy efectiva. No es necesario aprender a tocar un instrumento perfectamente, sino a dar unas cuantas sesiones (14/15, de una hora semanal) especialmente diseñadas por científicos en colaboración con los músicos. Estas producen una estimulación multisensorial que se combina con movimientos motores. Las actividades musicales guiadas provocan cambios en la activación cerebral, que a su vez facilitan un funcionamiento más integrado de las habilidades cognitivas.

La música y las matemáticas utilizan proporciones y activan la memoria del trabajo. Este tipo de memoria es vital para la adquisición de información nueva. Además, las actividades musicales activan circuitos cerebrales fundamentales para las matemáticas.

Señales comunes:

  • Dificultad para comprender el significado de cantidades o conceptos como mayor que y menor que.
  • Dificultad para entender que el número 5 significa lo mismo que la palabra cinco, y que ambos significan cinco cosas.
  • Cuesta recordar datos matemáticos, como las tablas de multiplicar.
  • Les es muy difícil contar dinero o calcular el cambio.

Ser diagnosticado con discalculia puede parecer grave, pero para mucha gente es un alivio descubrir el porqué de sus problemas con las matemáticas. Además, cuanto antes se consigan los apoyos adecuados mejor les irá en el cole y en su vida cotidiana.

 

Una respuesta a “La discalculia en niños. Todo sobre este trastorno”

  1. Pingback: Disgrafía infantil, qué es y cómo tratarla - Viva el Cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*