La técnica del sándwich para cambiar comportamientos en niños

Madre aplicando la técnica del sandwich con su hija sentadas en un banco del parqueLa técnica del sándwich es un método ampliamente utilizado en diferentes ambientes, como el laboral o el clínico. Es un procedimiento sencillo, con el cual, se pretende que la persona a la que va dirigido modifique una determinada actitud sin ser reñido.

Esta técnica es también apropiada para ponerla en práctica con niños. Su sencillez la hace muy fácil de realizar en cualquier circunstancia y situación y, será altamente efectiva utilizada de manera habitual ante las conductas que queramos modificar de nuestros hijos.

Para comprender su funcionamiento tan solo debemos imaginarnos un sándwich. Este famoso bocadillo creado por “Lord Sandwich” está formado (generalmente) por una rebanada de pan, un acompañamiento (embutido, mantequilla o cualquier otro ingrediente al gusto) y otra rebanada de pan.

Ante un comportamiento inapropiado de nuestro hijo, nuestras palabras deben sonar como un imaginario sándwich. En la que, las primeras palabras hacía él o ella (primera rebanada de pan) serán positivas, para posteriormente introducir el mensaje de lo queremos modificar (el embutido). Terminaremos nuestra frase con otras palabras positivas (la otra rebanada de pan).

Con esta técnica conseguimos una actitud positiva y receptiva de nuestros hijos, al empezar y terminar con mensajes positivos. Entre ambos, ya hemos introducido lo que deseamos que cambie y, al estar envuelto entre buenas palabras, el mensaje quedará más fijado que si tan sólo utilizamos una frase a modo de regañina o advertencia.

Pongamos que ya es hora de irse a la cama y nuestros hijos, como suele pasar, desean quedarse un rato más jugando, pintando o viendo televisión. Según la técnica del sándwich, deberíamos decirles algo así:
“Hijo, hoy hemos tenido un día precioso y estamos todos felices de haya sido así, por ese motivo, ya es hora de que te vayas a la cama, descanses bien y el día de mañana sea tan fantástico como el de hoy”.

De esta manera, el niño entenderá que su comportamiento generará felicidad en sus padres, un mejor ambiente y comprenderá que, hacer lo que antes no deseaba hacer, será lo mejor para él.

Pon en práctica la técnica del sándwich para modificar las conductas inapropiadas de tus hijos, ¡te sorprenderá el resultado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*