Padres cortacésped. Qué es y cómo evitarlo

padre y madre con un cortacéspedEn una entrada anterior os hablamos de qué es y cómo actúan los padres helicóptero, en la actualidad y, gracias a la experiencia contada de manera anónima por un profesor en la plataforma We are teachers, se ha acuñado el término “padres cortacésped”.

We are teachers es una plataforma educativa con sede en Estados Unidos con multitud de recursos e ideas dirigidas, en su gran mayoría, a profesores de primaria y secundaria. La página, además, cuenta con un foro donde los profesionales cuentan y comparten experiencias con sus compañeros de profesión.

En una de las entradas del foro, un profesor anónimo cuenta que un día le llamaron de la secretaría del centro de estudios donde trabaja para que recogiese un artículo que un padre había ido a dejar allí para su hija. Mientras se acercaba a secretaría iba presuponiendo qué debería tratarse de artículo importante o de primera necesidad para su alumna. Así debía ser cuando un padre se había tomado la molestia de acercarse, en pleno horario laboral y escolar, al colegio para entregarlo. Así que fue lo más rápido que pudo.

Cuando entro al despacho de secretaría llegó la sorpresa. Se encontró a un padre trajeado con una botella de agua en la mano.

– “¿Esa botella de agua es lo que traes a tu hija?”, preguntó el profesor.
– “Lo siento. Remy me ha estado enviando mensajes de texto y, aunque le he dicho que bebiese agua de las fuentes del colegio, ha insistido en tener su botella, así que la he traído. Adolescentes, ya sabes”. Contestó el padre de manera tímida y visiblemente avergonzado.

Esta ridícula escena, y otras aportadas por diferentes docentes dan motivo a un estudio realizado por Karen Fancher, profesora de la Universidad de Duquesne, en el que afirma que los padres cortacésped: “En lugar de preparar a sus hijos para los desafíos, cortan los obstáculos para que los niños no experimenten esa mala sensación en primera persona”.
“Al criar niños que experimentan una lucha mínima, no estamos criando niños más felices, sino niños que no tendrán ni idea de qué hacer cuando se encuentren con dificultades. Como padres inevitablemente veremos a nuestros hijos luchar, sentirse incómodos e, incluso, fallar. A pesar de lo doloroso que puede ser, no le está haciendo ningún favor a su hijo protegiéndolo de la vida y resolviendo los problemas por él”

Con estas actitudes, estaremos predisponiendo a nuestros hijos a graves situaciones de estrés y ansiedad cuando deban enfrentarse a un obstáculo de manera personal, sin nuestra ayuda, y no estén preparados ni dispongan de las herramientas necesarias para solucionar el problema y/o aceptar la frustración al no conseguir lo que desean.

Como no convertirse en padres cortacésped

madre haciendo los deberes con su hijo delante de la pantalla de un ordenador

Toma de decisiones

Siempre bajo nuestra supervisión, es importante que, desde pequeños, sean lo más autónomos posible y les enseñemos a que tomen sus propias decisiones, para con ello, puedan aceptar las consecuencias de las mismas.

Solución de problemas

Como padres, está bien que les inculquemos que los problemas se solucionan de manera calmada, sin perder las formas y dialogando y, si así no es posible, evitar que vaya a más alejándose de la discusión.
Pero cuando les surjan problemas, tanto con amigos, como con hermanos o en la escuela, deja que intente solucionar los problemas por él mismo.
Esto hará que suba su autoestima y su confianza.

Confía en él

Trasmítele confianza en sus decisiones y también cuando se equivoque. Los errores forman parte de la vida y son necesarios para un correcto aprendizaje y crecimiento personal.

Como ves, estar constantemente pendiente de tus hijos y evitar problemas sin importancia y fácilmente solucionables por ellos, les genera muchos más problemas que beneficios.
Sigue las pautas dadas anteriormente para no convertirte en un padre cortacésped.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*