La regla 3-6-9-12 para el uso de la tecnología en niños

niña jugando a la tablet y el texto: "La regla 3-6-9-12"La tecnología nos ha abierto un mundo de posibilidades impensables hace no mucho tiempo. Con ella, actualmente podemos trabajar desde casa, estudiar y, entre otras muchas cosas más, mantenernos en contacto continuo con gente que está a miles de kilómetros de distancia.

Este uso que hacemos a diario de los dispositivos tecnológicos no pasa desapercibido por nuestros hijos, que lo ven como un juguete más y una importante herramienta de diversión.

De hecho, y según un estudio del INE, en el año 2019, el 99% de los hogares en España en los que hay hijos, tenían acceso a internet.

Lo que debería considerarse un dato positivo, puede convertirse en un arma en nuestra contra si no le damos un uso correcto en relación con nuestros hijos.

Los niños y las niñas disfrutan con un móvil o una Tablet en sus manos. Se les presenta un mundo de luces, colores, imágenes y, sobre todo, posibilidades. Su fácil manejo y, el hecho que, en un solo dispositivo puedan acceder a cientos de juegos y millones de vídeos, lo hace tan atractivo y tan sumamente adictivo para los niños.

Por ello, el psiquiatra francés Serge Tisseron, de la Universidad Ouest Nanterre, creó la regla 3-6-9-12. Con esta regla (avalada por la Asociación Francesa de Pediatría), se pretende que los niños hagan un uso apropiado de la tecnología en relación con su edad.

Qué es la regla 3-6-9-12

Serge Tisseron hace una serie de recomendaciones de uso. Empecemos:

Hasta los 3 años

La mayoría de expertos y profesionales relacionados con la etapa infantil, recomienda que, hasta esa edad, los niños no tengan ningún tipo de contacto con el mundo digital.

Son años en los que sus cerebros se desarrollan muy rápido y de manera eficiente. Necesitan jugar, tocar, sentir, investigar… para evolucionar todas las áreas del cerebro. Estar sentados frente a una pantalla, simplemente viendo muñecos, formas o colores moverse, impide el correcto desarrollo del cerebro.

Hasta los 6 años

Por muy divertidos que sean, los juegos en dispositivos electrónicos siguen siendo perjudiciales para los niños menores de 6 años. Aunque ya podemos, de manera ocasional, dejarles ver programas de televisión que vayan acorde con su edad o disfrutar de una divertida tarde de cine familiar en casa o fuera, a la hora del juego, debemos seguir apostando por el juego manipulativo y activo y, a ser posible, al aire libre con otros niños.

Los juegos en móviles, tablets o consolas, aunque sean apropiados para su edad, son altamente adictivos para ellos, por lo que los priorizarán frente a los demás.

Niño mirando tablet

Hasta los 9 años

Según Tisseron, hasta esa edad, ningún niño debería estar conectado a Internet sin la supervisión directa de un adulto. La Red está llena de peligros para las inocentes mentes de los niños.
Bien por el tipo de información a la que pueden acceder, bien por los peligros que conllevan las Redes Sociales, deberíamos estar muy pendientes del cómo, dónde y con quién hablan cada vez que se conectan.

Hasta los 12 años

En esta edad (dependiendo del estado de madurez y responsabilidad del niño o la niña) la mayoría de ellos ya estarían preparados para utilizar Internet sin la supervisión de sus padres. Aún así, sería recomendable establecer ciertas pautas sobre el uso de los dispositivos electrónicos en casa, como horarios, momentos y algunas normas de uso.

Esperamos que la regla 3-6-9-12 os sea de utilidad y consigamos, entre todos, un uso responsable de los dispositivos electrónicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*