La técnica de la tortuga, recomendada por psicólogos

La técnica de la tortugaPor norma general, los niños y niñas en edad infantil no saben gestionar todavía muy bien sus emociones. Por eso, la educación de los mayores es básica para que éstos aprendan poco a poco cómo proceder correctamente en las situaciones cotidianas. Para ello hay múltiples herramientas, pero la más recomendada por los psicólogos es la técnica de la tortuga.

La técnica de la tortuga es un método usado por muchos psicólogos infantiles para calmar a los peques. Según éstos profesionales, es una técnica muy efectiva para que los niños puedan reconocer y tratar sus emociones negativas.

La técnica de la tortuga

Hablamos de un juego didáctico donde los mayores deben contar un determinado cuento al niño. Éste sólo debe retenerlo en su cabecita para que funcione la terapia. El cuento debería ser algo así:

“Había una vez una tortuguita que tenía (decimos la edad del niño que está escuchando) años. A pesar de que era una tortuguita buena, en ocasiones se comportaba muy mal en el colegio. No hacía caso a la profe. Prefería quedarse en casa antes que ir a clase y se inventaba mentiras para conseguirlo. Nunca hacía los deberes… En casa y en el cole, todos estaban muy disgustados con ella porque no paraba de meterse en problemas. Se enfadaba fácilmente con todos. Se alteraba muchísimo. Eso sí, la pequeña tortuga interiormente se sentía muy mal. No sabía controlar esos enfados que terminaban en comportamientos violentos. Un día, la tortuguita estaba muy triste porque había provocado una pelea. Entonces, vio una anciana tortuga ¡tendría 200 años por lo menos! La abuelita, al ver tan triste a nuestra amiga, le dijo lo siguiente: Puedes solucionarlo tú solita. Cuando notes que estás cabreada y no sepas cómo controlarte, escóndete en tu caparazón y cuenta despacito interiormente hasta 10. Mientras cuentas es muy importante que respires profundamente y que pienses cómo y por qué te sientes así. Después, debes intentar buscar una solución, que realizarás en cuanto salgas del caparazón. Verás como así te sentirás mucho mejor y más tranquila.La pequeña tortuga decidió probar todo lo que la anciana le recomendó. Pronto vio que funcionaba. Desde entonces, siempre que las cosas no le salen bien, cuenta hasta 10, reflexiona y se calma. Así, evita malas reacciones. Además, aprobó todas las asignaturas, hizo muchos amigos y los profes estaban contentísimos con ella. Nunca más se enfadó en el cole”.

Tortuga joven

Objetivos de éste útil método

Este cuento del ejemplo está pensado para mejorar el comportamiento de un niño en el cole, pero puede servir para todo tipo de situaciones. Solo hay que adaptar la historia a cada situación.

Con la técnica de la tortuga, el niño aprenderá a relajar sus músculos cuando esté emocionado y disminuirá su tensión, podrá conocer el estado emocional en el que está y sabrá por qué está molesto, además de buscar solucines a los conflictos para poder tranquilizarse y actuar correctamente.

Esperamos que pongas en práctica esta técnica en caso de necesitarla y nos cuentes en los comentarios los resultados obtenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*